Tubo de quench Mri

El tubo de Quench es una parte vital en la instalación de MRI

Si la temperatura de la bobina/Imán supera el umbral de superconductividad (Tc), los devanados desarrollan repentinamente una resistencia finita. Las varias decenas de amperios de corriente circulante que pasan a través de esta alta resistencia de la bobina crean calor. Este calor provoca una explosión repentina y explosiva de helio líquido, que pasa en pocos segundos a un estado gaseoso (1 litro de helio líquido equivale a 750 litros de gas de helio).

En este punto, el tubo Quench es el encargado de realiza la función fundamental de transportar el Helio en forma de gas del interior del Imán/Sala Exploración al exterior del edificio, de forma segura y evitando la propagación del gas por zona criticas de paso de personas.

El incumplimiento de las normas, así como el diseño y / o la instalación inadecuados del tubo de helio, pueden provocar fugas de helio en la habitación y comprometer la seguridad del paciente. Por ejemplo, los tubos de helio deben soportar el cambio drástico de temperatura entre el ambiente y el del helio líquido en unos pocos segundos. También deben diseñarse de manera que identifiquen las reacciones de apoyo para el dimensionamiento adecuado de los elementos de fijación, para evitar que la tubería se mueva incluso de forma violenta y peligrosa para personas e infraestructuras durante la emisión final de helio gaseoso.

Gracias a nuestro Departamento Técnico y Personal de Montaje con gran experiencia en este tipo de instalaciones, podemos diseñar e instalar el Tubo de Quench, con lo diferentes estándares de seguridad de los fabricantes de Resonancia Magnética.