Equipos de enfriamiento para bodegas y la industria del vino

Los equipos de frio para bodegas son parte fundamental de las diferentes industrias, incluyendo la industria vitivinícola. Una correcta refrigeración es indispensable para una buena calidad en la elaboración del vino y para la conservación adecuada de los mismos. El control de la temperatura en las diferentes etapas de la vinificación es una práctica muy común y que garantiza un producto final acorde a los estándares requeridos. A continuación, te explicamos todo lo que necesitas saber al respecto.

¿Cómo debe ser una bodega de vinos?

Un almacenamiento adecuado es fundamental para una buena conservación y maduración del vino, de lo contrario, este puede perder sus propiedades fundamentales como: sabor, olor y maceración. El vino es almacenado en bodegas, las cuales deben tener características óptimas para proteger al mismo de influencias externas que pueden causar daños al mismo. Los efectos negativos de un almacenamiento incorrecto son inevitables y por ello, cuidar cada aspecto es fundamental, entre las condiciones que se deben controlar en las bodegas de vinos destacan:

  • Ventilación y calidad del aire

  • Humedad relativa

  • Niveles de Luz

  • Movilidad

  • Estabilidad

La climatización de bodegas, aspectos clave

La climatización de las bodegas de vino es un punto clave al momento del diseño y es fundamental para el éxito en el almacenaje y maduración de los mismos. En la climatización de bodegas los aspectos clave son la humedad y la temperatura.

La temperatura ideal para el almacenamiento de vino se ubica entre los 12 y los 18ºC y va a depender del tipo de vino almacenado. Los vinos blancos aprecian más las temperaturas entre 10 y 12ºC y los tintos requieren una temperatura entre 12 y 14ºC, por lo que el promedio ideal es de 12ºC. Un climatizador es esencial para asegurar que la bodega tenga una temperatura óptima, al igual que un termómetro y un correcto aislamiento térmico, que garantiza que el exterior no influya en el interior de la bodega.

La humedad relativa del aire es el otro factor fundamental para la climatización de bodegas de vino, por lo que un humidificador es algo indispensable. Es fundamental mantener una humedad relativa de entre el 60 y el 70% y para ello es necesario un higrómetro, este permitirá medir y comprobar los niveles de humedad en la bodega.

Condiciones de temperatura del vino

El vino es susceptible a diferentes factores como: calor, humedad, sonidos, vibraciones, luz. Dentro de estos uno de los más influyentes es la temperatura y por ello, controlarla de forma adecuada es fundamental.

Una temperatura idónea de almacenamiento se ubican entre los 7 y los 18°C siendo la óptima entre los 12 y los 13°C. Por otro lado, cuando se trata del vino no solo se debe controlar la temperatura de almacenamiento o elaboración, también es fundamental la temperatura de consumo, la cual, varía de acuerdo al tipo de vino. Las temperaturas ideales para el servicio de vinos son:

  • Entre 18 y 19ºC los vinos tintos dulces (fortificados)
  • Entre 16 y 18°C los vinos tintos de guarda:
  • Los vinos tintos jóvenes entre 14 y 15°C
  • Vinos blancos de guarda y volumen entre 9 y 11°C
  • Entre 8 y 10°C vinos blancos de cosecha tardía
  • Vinos blancos jóvenes de cuerpo medio: entre 9 y 10°C
  • Entre 7 y 9°C vinos blancos frutados y livianos
  • Vino rosado entre 8 y 10ºC
  • Vinos espumantes entre 6 y 8ºC

Equipo de enfriamiento adecuados para la industria vitivinícola

Es importante que tengas en cuenta que existen equipos de enfriamiento adecuados para la industria vitivinícola los cuales están diseñados especialmente de acuerdo a los requerimientos de la misma.

La selección de un equipo de enfriamiento adecuado para la industria vinícola es personalizada, es decir, cada producto y condiciones va a tener necesidades específicas y, de acuerdo a ello, será el equipo a elegir. Antes de seleccionar el equipo de enfriamiento debes conocer:

  • Las condiciones óptimas de conservación del producto.
  • Ubicación geográfica de la bodega, ya que, esto va a determinar la temperatura exterior máxima y mínima y, de acuerdo a ello, se calculan las potencias frigorífica y calorífica requeridas.
  • Potencia frigorífica
  • Control de la humedad, si debe ser, activo con aporte de vapor o pasivo solo con variaciones del caudal del evaporador.

Tipos de equipos de enfriamiento para bodegas de vino

  • Sistema de refrigeración autónomo, donde el condensador y el evaporador se combinan dentro del aparato.
  • Sistema de enfriamiento dividido, en los que el condensador y el evaporador son unidades separadas.
  • Sistema de refrigeración por conductos, pueden instalarse fuera de la bodega en ubicaciones remotas para disminuir vibraciones y ruidos que puedan afectar al vino.
  • Sistema de refrigeración dividido e-cool, es el más estable, ya que, elimina cualquier choque térmico, no produce ruido o vibraciones.

Frío para bodegas ¿Qué pasa si no se hace bien?

El control de la temperatura es uno de los aspectos más importantes en la industria vitivinícola, ya que, esta es una de las condiciones a las que el vino es más susceptible y que pueden alterar sus características.

Una bodega muy caliente hace que el vino acelere su envejecimiento, perdiendo sabor y aroma. Además, se debe controlar que la temperatura no supere los 24°C, ya que, a esta el vino empieza a oxidarse. Por otro lado, la estabilidad del ambiente también es muy importante porque los cambios bruscos pueden resultar fatales.

La ventilación de bodegas sin ventanas

Las bodegas de vino requieren de una ventilación adecuada para lograr una correcta calidad del aire y por ende del vino, para ello, aunque existe la opción de ventilación natural a través de ventanas, muchas veces esta no es posible o no es la más adecuada, ya que por lo menos en verano, abrir la ventana puede permitir la entrada de calor y condensar el aire.

La ventilación de bodegas sin ventanas es posible mediante sistemas artificiales como extractores, los cuales, son la alternativa más popular y succionan el aire de la bodega para bombearlo a través de ductos de ventilación. Otra alternativa para la ventilación de bodegas sin ventanas es el bombeo de aire interior al exterior mediante el uso de una manguera de escape de un acondicionador de aire portátil.

Las condiciones óptimas de las bodegas es algo fundamental para poder lograr y preservar la calidad del vino y para ello, una climatización correcta mediante equipos de refrigeración adecuados es fundamental.